Hola, me llamo Joan Martínez y te doy la bienvenida a este espacio virtual
que espero no te defraude.

Soy sacerdote católico, 
me dedico a la filosofía y, a ratos, hago de poeta.
Pero ya desde ahora me gustaría ser tu amigo.

Inéditos: San Hilario de Poitiers

Él nos concede el perdón de nuestros pecados


Podemos observar que Dios omnipotente es manso y misericordioso, hace resplandecer el sol sobre justos y sobre injustos, y manda la lluvia sobre santos y sobre malvados (Diálogo con Trifón 96).

San Hilario de Poitiers se extiende sobre el tema del perdón cristiano comentando el diálogo entre Jesús y Pedro en el Evangelio de Mateo, c.18. “A Pedro, que le preguntaba si tenía que perdonar siete veces a un hermano que pecaba contra él, respondió: «No te digo siete veces, sino hasta setenta veces siete».

"Él nos instruye para que imitemos completamente su humildad y su bondad y rompamos los aguijones de nuestros movimientos turbulentos, nos da firmeza con el ejemplo de su misericordia. Él nos concede, en efecto, por la fe, el perdón de todos nuestros pecados. Cierto que los vicios de nuestra naturaleza no merecían el perdón. El perdón, por tanto, es total porque el Señor condona también los pecados cometidos contra él después del retomo de la confesión [...], es decir, mediante el don del bautismo otorga la gracia de la salvación a sus enemigos y perseguidores. ¡Cuánto más, nos enseña, debemos nosotros conceder el perdón sin medirlo ni contarlo y no debemos pensar cuántas veces perdonamos, sino que no tenemos que indignamos contra los que pecan contra nosotros, tantas veces cuantas haya motivo de indignarse!

En cualquier caso, esta constancia en el perdonar nos enseña que no debe haber en nosotros ninguna ocasión de resentimiento, porque Dios nos concede, por don suyo más que por mérito nuestro, el perdón completo de todos nuestros pecados. No es conveniente limitar con un número, como prescribe la Ley (cf. Gén 4,24), el perdón que debemos conceder, pues a nosotros Dios, mediante la gracia del Evangelio, nos ha concedido un perdón sin medida. (Com. a Mateo 18). Es san Basilio, obispo de Cesárea de Capadocia, quien habla a sus corresponsales de la alegría del Padre por el pecador arrepentido, hallado como la oveja perdida y como el hijo pródigo de las parábolas lucanas.”






23/10/2016 09:00:00