Hola, me llamo Joan Martínez y te doy la bienvenida a este espacio virtual
que espero no te defraude.

Soy sacerdote católico, 
me dedico a la filosofía y, a ratos, hago de poeta.
Pero ya desde ahora me gustaría ser tu amigo.

Recensiones: Jesucristo, vida del alma

Dom Columba Marmion, O.S.B., Jesucristo, vida del alma. Editorial: Fundación Gratis Date, Pamplona, 1993. ISBN 10: 8487903088 / ISBN 13: 9788487903083


El beato Dom Columba Marmion (1858-1923) fue monje, sacerdote y tercer abad de la Abadía de Maredsous. Nacido en Dublín, Irlanda, el 1 de abril de 1858 en una familia numerosa muy devota (tres de sus hermanas fueron religiosas), fue bautizado con el nombre de Joseph. Hace sus estudios secundarios en el Belvedere College de los jesuitas de Dublín. Ingresó, a los 16 años, en el seminario de Holy Cross, cerca de Dublín.

Terminó sus estudios en Roma en el Colegio de la Sacra Congregatio de Propaganda Fide. Durante el noviciado tomó el nombre de Columba, en honor al irlandés San Columba. Su primer contacto con la vida monástica fue en una peregrinación a la abadía de Montecassino. Fue ordenado presbítero en 1881 y antes de ingresar a la vida monástica se dedicó a enseñar filosofía. A su regreso, pasa por la Abadía de Maredsous, en Bélgica, un monasterio joven y dinámico, recientemente fundado (en 1872) por monjes venidos de la abadía de Beuron en Alemania y deseó permanecer allí. Sin embargo, su obispo, en Irlanda, renunció a su petición y lo nombró vicario en Dundrum, al sur de Dublín, además de profesor en el Gran Seminario de Holy Cross (1882-1886) --donde él mismo había realizado sus estudios -- donde se inicia en la dirección espiritual.

Dom Columba Marmion ha sido beatificado el 3 de septiembre de 2000 por el Papa Juan Pablo II, Después de la ceremonia de beatificación, Juan Pablo II declaró:

«Dom Marmion nos legó un auténtico tesoro de doctrina espiritual para la Iglesia de nuestro tiempo. En sus escritos enseña un camino de santidad, sencillo pero exigente, para todos los fieles, a quienes Dios ha destinado por amor a ser sus hijos adoptivos en Cristo Jesús (cf. Efesios 1, 5). Jesucristo, nuestro Redentor y fuente de toda gracia, es el centro de nuestra vida espiritual, nuestro modelo de santidad».

«A lo largo de toda su vida el beato Columba fue un excepcional director espiritual, que prestó atención especial a la vida interior de los sacerdotes y los religiosos. A un joven que se preparaba para la ordenación le escribió: “La mejor preparación para el sacerdocio es vivir a diario con amor donde la obediencia y la Providencia nos ponen" (Carta del 27 de diciembre de 1915).»

«Ojalá que un amplio redescubrimiento de los escritos espirituales del beato Columba Marmion ayude a los sacerdotes, a los religiosos y a los laicos a crecer en su unión con Cristo y a dar testimonio fiel de él con amor ardiente a Dios y un servicio generoso a sus hermanos y hermanas».

Sus Escritos:

Gracias a Dom Raymond Thibaut, su secretario, la enseñanza oral de Dom Marmion se ha conservado en formato de tres libros:

Le Christ, vie de l'âme, publicado en 1917 (En castellano: Jesucristo, vida del alma, por lo menos ocho ediciones: Editorial Litúrgica Española, Barcelona, 1941; Fundación Gratis Date, Pamplona, 1993).

Le Christ en ses mystères, publicado en 1919 (En castellano: Jesucristo en sus misterios, por lo menos en cuatro ediciones: Barcelona, 1959; San Pablo, Buenos Aires, 2007)

Le Christ, idéal du moine, publicado en 1922 (En castellano: Jesucristo, ideal del monje, Sponsa Verbi, Barcelona, 1960; 1964).

No deben olvidarse sus cerca de 1700 cartas, y un retiro dedicado a religiosas enclaustradas, a quienes predicó en varias ocasiones. La unión con Dios en Cristo, según las cartas de dirección espiritual de Dom Marmión, Buenos Aires, 1939. Dom Marmion nos legó un auténtico tesoro de doctrina espiritual para la Iglesia de nuestro tiempo. En sus escritos enseña un camino de santidad, sencillo pero exigente, para todos los fieles, a quienes Dios ha destinado por amor a ser sus hijos adoptivos en Cristo Jesús (cf. Efesios 1, 5). Jesucristo, nuestro Redentor y fuente de toda gracia, es el centro de nuestra vida espiritual, nuestro modelo de santidad.

Jesucristo, vida del alma. Índice:

PRIMERA PARTE Economía del plan divino 1. Plan divino de nuestra predestinación adoptiva en Jesucristo 2. Jesucristo, modelo único de toda perfección. Causa exemplaris 3. Jesucristo, autor de nuestra redención y tesoro infinito de gracias para nosotros. Causa satisfactoria y meritoria 4. Jesucristo, causa eficiente de toda gracia. Causa efficiens 5. La Iglesia, cuerpo místico de Jesucristo 6. El Espíritu Santo, espíritu de Jesús

SEGUNDA PARTE Fundamento y doble aspecto de la vida cristiana 1. La fe en Jesucristo, fundamento de la vida cristiana 2. El Bautismo, sacramento de adopción y de iniciación, muerte y vida II-A parte La muerte para el pecado 3. Delicta quis intelligit? 4. El sacramento y la virtud de la penitencia La vida para Dios 5. La verdad en la caridad 6. Nuestro progreso sobrenatural en Jesucristo






15/01/2017 20:00:00