Hola, me llamo Joan Martínez y te doy la bienvenida a este espacio virtual
que espero no te defraude.

Soy sacerdote católico, 
me dedico a la filosofía y, a ratos, hago de poeta.
Pero ya desde ahora me gustaría ser tu amigo.

Recensiones: Teología del Antiguo Testamento

Teología del Antiguo Testamento I. Gerhard von Rad, Sígueme. ISBN: 9788430100064


«Este libro es un clásico. Nació maduro y se impuso rápidamente al interés y a la aprobación del público. Tiene algo de descubrimiento y algo de reposo; invita a repetidas lecturas, a la reflexión sosegada y sobre todo a volver al texto bíblico para descubrir en él nuevas riquezas […] El trabajo de Gerhard von Rad no es sólo investigación, sino que tiene mucho de auténtica meditación: la fe contemplativa del autor es el clima en que madura su inteligencia del Antiguo Testamento» (L. Alonso Schökel).
 
Gerhard von Rad nació en una familia de patricios médicos en Núremberg el 21 de octubre de 1901. Después de estudiar teología en Erlangen y Tübingen, ejerció brevemente como pastor de una iglesia de Baviera antes de prepararse para enseñar el Antiguo Testamento. Según von Rad, el Hexateuco surgió de la recitación litúrgica (credos ) que la gente recita en relación con la fiesta de las Semanas en Gilgal. Los credos originales  hablaban de Josué 24:2-13 y Deuteronomio 6:20-24 y 26:5-9.

Estas confesiones de fe, hacen alusión a las tradiciones esenciales que comprenden desde el Génesis y a través de Josué (patriarcas, éxodo, desierto, errante, la conquista), con dos flagrantes omisiones (Sinaí y la historia primitiva, Génesis 1-12). Von Rad argumentó que el relato del Sinaí, que narra la recepción por  parte de Moisés de la ley, era una tradición independiente a los cuatro complejos en el Hexateuco y que el autor, conocido por los especialistas como el yahvista, escribió la historia primitiva como prólogo a la historia de la promesa divina y su  cumplimiento, el establecimiento en Canaán por el pueblo de Dios.
 
La tesis de Von Rad dependía de la comprensión de la vida israelí antigua antes de la salomónica "iluminación". Por otra parte, el origen de la propuesta de Hexateuco supone que la Biblia surgió de la práctica de la adoración. Generación tras generación, las tradiciones litúrgicas  anteriores  se van adaptando a las nuevas circunstancias históricas, se  eliminan  algunas  desfasadas  y se introducen otras nuevas.
 
Von Rad dedicó sus esfuerzos para trazar el rumbo de las tradiciones vivas. En su opinión, en el Antiguo Testamento, la teología de sus categorías deriva de los antiguos israelitas, de declaraciones confesionales y no de un pensamiento sistemático moderno. Por lo tanto, describió varias teologías, las de las principales fuentes del Hexateuco (la yahvista, elohísta, deuteronomista, sacerdotal y escritor), así como las representadas por las tradiciones proféticas y la literatura de la sabiduría (Proverbios, Job, Eclesiastés, Eclesiástico, y La sabiduría de Salomón).
 
En las diversas introducciones a los capítulos y partes de su obra, von Rad expone las premisas metodológicas que pretende adoptar. Estas premisas ilustran en gran medida las características y presupuestos de su teología del Antiguo Testamento, una de las más conocidas en el campo protestante. Los dos prefacios  enmarcan en trazos esenciales la finalidad de esta teología bíblica: “situar bajo una mejor luz un aspecto de la obra teológica de Israel que es ciertamente preeminente y de los más interesantes, a saber, su esfuerzo por actualizar siempre de nuevo las divinas instituciones salvíficas, de recoger y proclamar siempre de nuevo las obras de Dios, gracias a lo cual, las antiguas profesiones de fe se fueron desarrollando en desmesurados complejos de tradiciones”.
 
El autor se mantiene ajeno al hecho del origen divino de la Biblia, pues en ningún momento hace mención de esta noción teológica en sus planteamientos discursivos. Por el contrario, VR presenta la Sagrada Escritura como una obra humana más, fruto de un continuo reflexionar de Israel sobre su historia, en la que tuvieron cabida errores y tradiciones contrapuestas, y que si alcanza el nombre de sagrada es únicamente porque, en último término, habla de la fe de Israel, y de como Israel expresó su fe y la actualizó en diversos momentos de su historia.
 
 






30/03/2017 09:00:00